jueves, 16 de mayo de 2013

http://www.elconfidencialdigital.com/seguridad/083796/la-nueva-tactica-del-15-m-para-desconcertar-a-la-policia-cubos-reflectantes-gigantes

La nueva táctica del 15-M para desconcertar a la Policía: cubos reflectantes gigantes


Los miembros del movimiento 15-M han ideado un nuevo método para tratar de evitar las cargas policiales y las detenciones: la utilización de unos cubos reflectantes gigantes llenos de aire que lanzan a los agentes antidisturbios. Además del desconcierto que provocan, creen que con estos globos de gran tamaño evitarán también que se les grabe en vídeo.

Unos lo llaman “el reflectocubo” y otros “el cubo inflable”. Se trata de grandes bloques cuadrados de aluminio rellenos de aire que los integrantes del 15-M en España están empezando a emplear en sus manifestaciones en la calle para ‘luchar’ contra la Policía.
Los cubos, de 1,5 metros de lado, están cubiertos de tela para impermeabilizar terrazas y garajes, un material de que, además de ser fácil de manejar, tiene la ventaja de que presenta de una cara plateada y eso sirve para deslumbrar a los policías.
Dos misiones
El macrocubo reflectante, además de servir de motivo de diversión a los manifestantes, tiene, por tanto, dos misiones:
-- En primer lugar, evitar las cargas policiales. Los activistas del 15-M lanzan estos cubos gigantes a los agentes con el objetivo de crear confusión entre ellos. La reacción de los policías es imprevisible, presumen, posiblemente intentando destrozar el cubo gigante con sus porras.
-- Los cubos también sirven para evitar que la policía grabe en vídeo a los integrantes de la manifestación. En las consignas que reparten se indica que hay que aprovechar la luz solar para deslumbrar las cámaras de los policías, y sostienen que esos cubos son “capaces de arruinar con sus brillos cualquier grabación que la Policía realice durante una manifestación, tanto a pie de calle como desde su molesto helicóptero”.
Cómo se construye
Los miembros del 15-M difunden entre sus miembros una manual para construir el ‘reflectocubo’. Solo necesitan estos materiales elementales: tela para impermeabilizar, cinta adhesiva de doble cara, cinta adhesiva americana plateada, una garrafa de agua y unas tijeras.
El primer paso consiste en cortar la tela impermeabilizadora en forma de cubo para, después, unir sus seis caras con las cintas adhesiva y americana. En una de las superficies se practica un orificio circular donde se insertará la garrafa de agua cortada por la mitad y que servirá de boquilla para inflar el cubo.
El siguiente paso consiste en rellenar de aire el ‘reflectocubo’ con la ayuda de un motor.
El 15-M ha organizado, incluso, talleres teórico-prácticos para ayudar a construir este cubo de autodefensa en manifestaciones. También han creado un blog donde han colgado un manual y vídeos tutoriales.
Ensayos en manifestaciones
Los miembros del 15-M han llevado ya estos cubos a varias manifestaciones por toda España y, según ellos, el resultado es todo un éxito. Estos son algunos de los comentarios que realizan los ‘indignados’:
-- Los reflectocubos son capaces de detener una carga policial.
-- Cuando lanzamos los cubos contra los “agentes del desorden”, se detienen en seco, no saben qué hacer, comienzan a darles porrazos para romper el globo de aire gigante y plateado.
-- Al final, tienen que abortar la carga policial y retirarse.
Añaden que “los reflectantes han llegado para evitar que caigamos en trampas de la Policía y de su estrategia de represión”.
Idea importada
Esta idea de los ‘reflectocubos’ ha sido importada del grupo ‘Tools for action’, una plataforma antisistema que promueve por todo el mundo el recurso a utensilios hinchables en manifestaciones.
Por ejemplo, en la conferencia de Naciones Unidad de Cancún estrenaron un gran martillo hinchable de quince metros de altura. En una manifestación en Hungría, celebrada en octubre del pasado año, también construyeron un gran limón hinchable de cinco metros.
Vea a continuación imágenes de ‘reflectocubos’ utilizados en manifestaciones en Barcelona y Berlín:






































No hay comentarios: