miércoles, 28 de agosto de 2013

6 Sencillos Pasos para hacer un techo verde - EcoPortal.net

6 Sencillos Pasos para hacer un techo verde - EcoPortal.net

Mujer en Curso: Compartiendo el libro "Cuerpo de Mujer, Sabiduría ...

Mujer en Curso: Compartiendo el libro "Cuerpo de Mujer, Sabiduría ...: Queridas Mujeres y Bellos Hombres, en este último día del año, he recibido en formato PDF el libro "Cuerpo de Mujer, Sabiduría de Mujer...
Ser mujer es ser canal de parto para todo lo que me atraviesa: sentires, poemas, hijos, risas, amores, proyectos, dolores, visiones a través de mi corazón-útero, misterioso y pleno, abierto y libre. Ser mujer es ser espiral, círculo, curva, luna desde un cuerpo que ha sangrado, gozado, parido y hoy renace, menguando, con nuevas energías ... para disfrutar de esta nueva etapa. Ser mujer es la sensualidad, la intensidad, el goce de habitar un cuerpo dibujado en curvas y profundidades, que ama ser recorrido y fecundado amorosamente. Ser mujer es mi forma de amar y crear, tomando y soltando, como la respiración. Ser mujer es un compromiso inalterable con la vida, un agradecimiento permanente a la existencia, un gestar junto a otros: mujeres y hombres, nuevas realidades más sanas y felices para todos. Ser mujer es no cansarme jamás de bucear en cada alma, la verdad y el amor. Ser mujer es abrazar en círculo a mis amigas, hermanas, compañeras. Ser mujer es abrirme como corola a los misterios sagrados. ©Germana Martin Imagen: Sonia KochVer más

Tumba de sacerdotisa confirma poder de mujeres hace 1.200 años en Perú

El hallazgo en el norte de Perú de una nueva tumba de una sacerdotisa prehispánica, la octava encontrada en más de dos décadas de investigación, confirma que poderosas mujeres gobernaban esa región hace 1.200 años, según arqueólogos. Los restos de esta mujer perteneciente a la cultura Moche o Mochica, desarrollada entre entre el 200 y el 700 d.C., fueron descubiertos a finales de julio por arqueólogos en la provincia de Chepén, región La Libertad (norte de Perú), sumándose a otros sorprendentes descubrimientos en la zona. La evidencia de mujeres gobernantes en la región La Libertad viene asombrando a los científicos. En 2006, en el distrito de Magdalena de Cao (La Libertad), se descubrió a la famosa “Señora de Cao”, considerada como una de las primeras gobernantes mujeres de Perú, que murió hace unos 1.700 años. “Este hallazgo deja en claro que en esta zona gobernaban mujeres y no sólo serían las jefas de rituales sino las reinas de la sociedad Mochica”, dijo a la AFP Luis Jaime Castillo, director del proyecto arqueológico San José de Moro. “Es la octava sacerdotisa descubierta, sólo hemos encontrado tumbas de mujeres en las excavaciones y nunca de hombres”, agregó. La sacerdotisa estaba “en una imponente cámara funeraria de 1.200 años”, de antigüedad, explicó el arqueólogo, quien señaló que los Mochica eran conocidos como maestros artesanos y grandes constructores de ciudades de barro. “La cámara funeraria de la sacerdotisa es de barro en forma de ‘L’ y estaba cubierta con placas de metales de cobre en forma de olas y de aves marinas. Cerca de su cuello una máscara y un cuchillo (Tumi)”, explicó Castillo. La tumba, pintada con dibujos de colores rojo y amarillo, tenía además a sus lados unos diez nichos repletos de ofrendas de cerámica de varios tamaños, la mayoría pequeñas vasijas. “Acompañaban a la sacerdotisa los cuerpos de cinco niños, dos ellos bebés, y dos adultos, todos sacrificados”, precisó el investigador tras indicar que en la parte superior del féretro se encontraron dos penachos que representan un ave pescadora en picada. La cámara funeraria fue diseñada con una entrada y en ella se montó una exposición de piezas colocadas ordenadamente, cumpliendo posiblemente una función, agregó. Cementerio de la élite Julio Saldaña, arqueólogo responsable de las labores en la cámara funeraria, dijo que el descubrimiento de la tumba confirma que la localidad de San José de Moro, provincia de Chepén, es un cementerio de la élite Mochica y que las tumbas más ricas pertenecen a mujeres. “Estamos ante un lugar dedicado al culto de los ancestros, en cuyo alrededor los súbditos mochicas dejaron múltiples evidencias como cántaros de diferentes tamaños y cocinas para la elaboración de chicha (bebida oriunda de Perú a base de maíz jora)”, dijo. En el ajuar funerario de la sacerdotisa se halló una finísima pieza de cerámica polícroma, diseñada con iconografía moche, en la que se colocó una corona de plata y cobre dorado, en forma de penacho, ubicada a la altura de la cabeza del personaje de élite. Debajo del cuerpo de la mujer había una fina capa de arena y a la altura de la cintura se encontró una copa ceremonial y piezas de regular tamaño de Spondylus (conchas que eran utilizadas por la nobleza en la época prehispánica) en cada una de las manos de la mujer noble. También se encontraron ofrendas a la altura de los pies. Castillo informó que una vez que se levanten los restos y objetos, serán trasladados a un laboratorio para su estudio, y se buscará apoyo económico para levantar un museo de sitio. Publicado por Gabriela Ulloa

La Información es de Agencia AFP
Cómo sanar las pérdidas de energía "Para sanar o mantenernos sanas es útil que nos fijemos por dónde «gotea» nuestra energía. Un buen momento para hacerlo es cada noche al acostarnos. Para comenzar el proceso de sanar las pérdidas de energía, simplemente fíjate en quién o en qué estás pensando, quién o qué te preocupa u obsesiona. ¿Qué pensamientos, emociones, acontecimientos o personas te vienen continuamente a la cabeza? ¿Hay alguna emoción o pensamiento que te obsesiona? Obsérvate para ver si sientes resentimiento contra alguien. Cuando encuentres esas zonas, debes llamar a tu espíritu para que vuelva. Una manera de hacerlo es usar toda tu voluntad y la fuerza de tu deseo para llamar a esas partes tuyas que están atrapadas en situaciones pasadas o presentes y que no se ocupan de tu mayor bien. Es útil hacerlo en voz alta. Di simplemente: «Espíritu, vuelve aquí, te necesito aquí conmigo». Tus partes separadas no están acostumbradas a esta llamada, pero finalmente responderán a tus esfuerzos, y entonces tu energía volverá." Christiane Northrup "Cuerpo de Mujer, Sabiduría de Mujer" Imagen: Françoise Collandre


lunes, 26 de agosto de 2013

El “Maya-sutra”, posiciones sexuales a bordo de una hamaca

La palabra sánscrita “sutra” significa libro o consejo; su asociación con el sexo viene del Kama-Sutra, un antiguo y conocido manual amatorio que es parte de las prácticas espirituales budistas. Las imágenes que mostramos del “Maya-Sutra” sólo tienen relación con esas prácticas espirituales en cuanto al uso de la asociación de sutra con el sexo, aunque creemos que pueden ser interesantes sobre todo en su aspecto práctico… Después de todo, no es improbable que nos encontremos alguna vez en una hamaca en una situación sexual. Los nombres de las posturas en las imágenes parecen sugerir alguna relación con los cuatro elementos, animales sagrados para los mayas y direcciones cardinales; aunque probablemente sean el trabajo de algún ilustrador aventurero, al menos consiguen recordarnos que el sexo es una forma de acceso a lo sagrado cotidiano, y que no se necesita necesariamente tener los pies en la tierra para disfrutarlo, sino al contrario.




sábado, 24 de agosto de 2013

LA PRIMERA TAREA CHAMÁNICA: liberar el cuerpo para experimentar el PODER DE SER. SER-existencia, energía, vitalidad- significa que nuestro espíritu llena nuestro cuerpo. Nuestro ser entero está encarnado. Gabrielle Roth El PODER DE SER Y SEGUNDO CHAKRA Así que les propongo REPASAR Y TRABAJAR 2ºCHAKRA SEXUAL, situado entre el ombligo y el hueso púbico. Chakra sexual. NOMBRE: Svadhisthana; ternura. COLOR: naranja ELEMENTO: Agua (las emociones). MANTRA, o palabra de Poder: VAM METAL: Oro. FUNCIONES: Deseo, placer, sexualidad, procreación. Creatividad. Nos ayuda a ver la belleza, conseguir la felicidad y el gozo. Autoestima. Creatividad. ACA COMIENZA poder personal, poder en el mundo ÓRGANOS: ovarios, útero, trompas de Falopio, pelvis, área lumbar de la columna, riñones, vejiga e intestino grueso BLOQUEO: Controlar, retener, manipular, ser manipulado. ENFERMEDADES: fibrosis, endometriosis, enfermedades de transmisión sexual, disfunción sexual, esterilidad, hernias discales, artritis, infección urinaria y enfermedades renales CAPACIDADES: Aprendemos a relacionarnos, sobre todo físicamente con todo lo que nos rodea, percibir los sentimientos de los demás, conecta cuerpo emocional astral. Niña interna sin sanar. Nos ayuda a aclarar partes confusas de nuestra existencia. DESBLOQUEO 2do CHAKRA DESDE EL SENTIDO COMUN Los ejercicios para la apertura del segundo chakra requieren un trabajo de movilidad de las caderas y del bajo vientre. Algunos apuntan a la apertura del chakra, a estimular y movilizar las energías de esa región. Sin desdeñar algunas actividades de autogratificación como los prolongados baños calientes! las duchas, la natación (todo lo relacionado con el agua). DARSE gratificación uno mismo es el primer paso para saber recibirla de otros o darla. POSTURA DE LA DIOSA. Túmbate de espaldas y relájate. Relaja especialmente las piernas, la pelvis y la parte baja de la espalda. Flexiona las rodillas para acercar los pies a las nalgas. Deja que las rodillas se separen poco a poco, y abre los muslos como cediendo al peso de las piernas. Procura relajarte, y no separes las piernas más de lo que te sea cómodo, mantener durante dos minutos o más. Junta luego las rodillas. Este movimiento debe ser también muy lento y suave, respirando hondo en todo momento y procurando conservar la relajación. De esta manera, nos ponemos en contacto con nuestra vulnerabilidad sexual, que paradójicamente debe ser entendida antes de que podamos abrirnos por entero a este nivel. MECEDORA PELVICA. Empieza de espaldas, con las piernas flexionadas. Balancea la pelvis arriba y abajo al compás de la respiración, inhalando plenamente con el pecho y el estómago, y exhalando atondo. Hacia el final de cada exhalación, empuja ligeramente con los pies en el suelo para que la pelvis se levante un poco, apoyando en el piso la parte baja de la espalda. CIRCULOS DE CADERA. En pie, flexiona ligeramente las rodillas y adelanta la pelvis hasta situarla en coincidencia con el eje que pasa por tu centro de gravedad. Manteniendo las rodillas en postura flexible, haz girar la pelvis en círculos primero pequeños, y luego cada vez más amplios. Hay que tratar de no mover la cabeza ni los pies, y realizar la rotación sólo con las caderas, procurando que el movimiento se produzca con la mayor suavidad posible ELEVACION DE PIERNAS. Es un ejercicio que ayuda a movilizar la energía a través de la pelvis,.Es un clásico ejercicio Kundalini, y tonifica maravillosamente. Túmbate de espaldas y relájate. Eleva las piernas del suelo unos 45 grados, y sepáralas sin dejar de mantenerlas a esa altura. Júntalas, reposa, repite el movimiento. Seguramente querrás descansar después de unas cinco repeticiones. Después del descanso, sin embargo, levantarás las piernas juntas (y con las rodillas rectas) hasta los 90 grados, y después las abrirás hacia los lados. Repite el movimiento hasta que empieces a sentir cansancio. Hay que inhalar cuando levantes las piernas y exhalar mientras descienden hacia el suelo. Este ejercicio es un enérgico elevador de la kundalini, de potentes resultados. Pero importa no forzar los movimientos en ningún momento, lo que produciría calambres musculares. Procura mantenerte en sintonía con tu cuerpo. REIKI: la técnica es la misma que para el anterior, sólo que ahora te aplicarás las manos durante el tiempo que sientas adecuado en el lugar donde se sitúa el segundo chakra, debajo del ombligo. Recuerda no separar los dedos y poner una mano al lado de la otra. MANTRAMS: el sonido que emitirás es "sssvvvaaaaaamm". El tono tradicional correspondería con la nota musical Re, pero recuerda que puedes hacerlo como te pida tu cuerpo. MUSICA - BAILE: para este segundo chakra utilizar la música y sonidos del agua en cualquiera de sus formas. Y si deseas moverte, los movimientos pélvicos como las ondas del agua serían fantásticos. PIEDRAS: naranja o rojizas. Cornalina, Jaspe Rojo, Calcita naranja, Rubí ESENCIAS: Ylang-Ylang, Sándalo. CROMOTERAPIA: Naranja DIOSAS: Isthar, Afrodita, Estopa, Baubo , Ceres , Eostre , Hathor IxChel ,Yemaya . Tiamar, Conventina ,Freja, Imagen Jo Jayson

martes, 20 de agosto de 2013

Entrevista realizada a la ABUELA MARGARITA por Javier Ruiz

En las culturas ancestrales de América, que tradicionalmente no utilizaban la escritura, los ancianos siempre fueron los recipientes donde se guardaron los conocimientos. De hecho, para los incas, tayta quiere decir padre o anciano, pero también maestro. Muchos de los indios amazónicos consideran aún hoy a las abuelas como las responsables de transmitir a los niños los conocimientos de su pueblo a través de sus canciones. Esa es la labor que lleva a cabo la abuela Margarita, heredera de las tradiciones del pueblo chichimeca, civilización anterior a los aztecas que habita en el norte de México, y del maya. Margarita visitó Tenerife para llevar a cabo un temascal, baño de vapor tradicional. “Temascal viene de temascali, cali, casa y temas es caliente. Es como entrar al útero de la tierra y sirve para sacar todo lo que nos estorba de nuestro cuerpo”, explica. Con sus ritos, sus canciones y sus costumbres, Margarita abre la puerta a otro modo de ver la vida y el ser humano.

Las relaciones de usted no son sólo con las personas, son también con las montañas, con las piedras, los árboles, el mar, ¿qué le dicen los árboles, las montañas y el mar cuando viene a Canarias?

MARGARITA.- “El mar es el mismo mar Atlántico que baña mi país, es un solo mar y es inmenso. Los árboles, las piedras, las montañas, el mar y los hombres somos una unidad. Al llegar aquí veo que, aunque muchos no sean los mismos que en México, aquí como allí, los unos no están enfrentados con los otros”.

J.V..- Usted practica las enseñanzas y conocimientos que le legaron sus antepasados, los chichimecas, ¿puede el hombre del mundo aprovechar ese conocimiento?

M.- “El mundo ahorita es tecnológico. La Madre Tierra está llena de tecnología y de industria pero hay muchas industrias que dañan a la Madre Tierra y la dañan muchísimo. Un día nuestro amor a la Tierra nos volverá a unir y las abandonaremos, desaparecerán. Entonces la tecnología nos servirá para medir la distancia entre nuestras capacidades de clarividencia, intuición, poder de ubicuidad, clariaudiencia y las de las computadoras y veremos que hay muy poquita distancia. Ese día comenzaremos a usar de nuevo lo que tenemos dentro”.

J.V.- ¿El ser humano tiene sus propias computadoras interiores?

M.- “Sí. Mi papá se fue a los Estados Unidos atrabajar cuando yo era chica. Era ilegal. No tenían plata para telefonear ni nosotros teléfono desde el que escucharle y eso le hacía sufrir mucho. Sufrían todos. Con él había un señor de Guajaca también ilegal que, cada sábado, ayudaba a los demás a ir a ver a sus esposas. Nomás no les podían hablar, pero podían verlas, tocarlas y sentirlas. Era un ser humano con facultades que podía hacer funcionar las facultades de los otros”.

J.V.- Para su pueblo, los ancianos como usted atesoran, guardan y protegen todos los conocimientos de una cultura ancestral, ¿cuál es el legado que nos llega hasta hoy?

M.- “Nuestros pueblos, nuestro continente, eran una sola humanidad y una cultura. Durante los últimos 5 siglos nuestras culturas han pasado de labio a oído para poder ser rescatadas. Muchos de nuestros ritos como el temascal, la Danza del Sol, la Danza de la Tierra, la de la Noche se guardaron por todo este tiempo y se escondieron en los sitios más inhóspitos. Se buscaban los lugares más escondiditos para seguir celebrándolos y así conservarlos. Ahora, es el tiempo de poder irse abriendo a la humanidad y por ello nuestros conocimientos se están abriendo a todos cada vez más. De nuestros antepasados, de labio a oído, nos llegó un mensaje que dice: `Que los hombres cuiden a las mujeres, que los padres y las madres cuiden a sus hijos, sus hijas, a los niños, a los jóvenes. A los abuelos y abuelas que cuiden de que no se pierda el conocimiento. Pásenlo de labio a oído pero cuiden de que no se pierda. Porque vendrá un día en que el conocimiento se impartirá en círculos abiertos´. Ahora nuestro conocimiento se comparte ya de forma amplia, incluso hay libros que lo recogen. El que haya más o menos tatas y nanas (ancianos y ancianas-maestros y maestras) y que los compartan se debe en el primer caso a que a que el sincretismo ha mezclado las prácticas católicas con las nuestras y han ido desapareciendo las nuestras y sus maestros, y en el segundo, a que la tecnología llega a todos los lugares. Muchos de nuestro abuelos y abuelas también están en asilos y hospitales. Creo que al perder el poder de compartir sus conocimientos han entrado en una etapa de demasiados sentimientos interiores -los propios y los de las creencias diferentes- y se han enfermado”.

J.V.- Entonces, ¿usted coincide con los Encuentros de Ancianos que celebran los diferentes pueblos indígenas de América desde hace años y en los que se anuncia que en el décimo pachacutec (actualidad), Viracocha retornará a los Andes, Qetzatcoalt a México, la Mamá Grande a Colombia y la cultura ancestral de América y sus conocimientos volverán a salir a la luz después de 7 generaciones de oscuridad y de permanecer ocultos?

M.- “Hay un poema de mi pueblo muy hermoso que habla de Qetzalcoalt y que me gustaría compartir. Dice: Del rojo corazón de Qetzalcoalt brotó la flor de oro y la semilla. El dulce trino y la luz de la estrella en la frente de un pueblo. Nace el Sol, humanidad, flor y pájaro en el centro vital del pensamiento. Está en el viento, es ala, es nube, agua que encarna en el maíz. Qetzalcoatl mágico y cósmico es. Es joya, piedra preciosa que tiene inmersos la luz y los colores, destellos del río de oro que lleva incrustadas el habla, el canto, la voz de la flauta y la pirámide del conocimiento. Es el trueno que hace vibrar los metales de su voz en la garganta de la humanidad y en la de los pájaros. Crece como árbol florido en la boca humana y en el pico de las aves. Es el vino del amor, delicia del calor de la mujer, tesoro y quietud del guerrero, útero donde nace la vida. Qetzalcoalt mágico y cósmico es. Muchas veces pensamos en Qetzalcoalt con forma humana pero yo creo que su regreso anuncia un cambio para la humanidad. Que en México se llame Qetzalcoalt, en los Andes Viracocha y en otros lugares de otra forma, eso da igual. Es el anuncio del mismo cambio y yo tengo mucho gusto de que pueda suceder. Por otra parte se puede ver algunos de los cambios que ya se están produciendo y que confirman que esto va a suceder”.

J.V.- ¿De qué se compone el hombre?

M.- “Hay un canto que me encanta y que dice: Tierra mi cuerpo, agua mi sangre, aire mi aliento y fuego mi espíritu. Tierra mi cuerpo, agua mi sangre, aire mi aliento y fuego mi espíritu. Nosotros nos componemos de cuerpo y espíritu. También estamos compuestos por aire. El aire circula por todo nuestro cuerpo cuando entra y sale. Todo nuestro cuerpo es recorrido por una corriente de aire continua. Lo curioso es que también somos en un 80% agua y menos del 20% tierra. Nosotros decimos que el aire es nuestra manera de pensar y nuestra manera de pensar es como el aire, que el agua son nuestros sentimientos y la tierra es la parte maciza de nuestro cuerpo. Por lo tanto, hemos de cuidar nuestra manera de pensar para no enfermar el agua que está dentro de nosotros y que no se nos pudra y eche a perder nuestra parte física que es la Tierra”.

J.V.- Para el pueblo chichimeca del que usted procede y otros pueblos originarios del actual México la muerte tiene una significación muy especial…

M.- “Donde yo vivo se murió hace poquito una vecina de un ranchito cercano, doña Chayo. Pensaba llevarme mi tabaco para agradecer que nos hubiéramos conocido. Hacía quesos y muchas veces le compraba y los compartíamos. Era una abuelita de más de 90 años y habíamos tenido una relación muy bonita. Cuando iba a salir de mi casa la sentí. Me tocó y me dijo que me llevara la sonaja y el tambor. Yo le dije: `Doña Chayo, su gente piensa de otra manera y no voy a llevarlos´. `Llévatelos´, me ordenó. `Tienes que hacer lo que debes de hacer´. Agarré un rebozo para llevar el tambor y la sonaja escondiditos. Cuando llegué, pedí a la familia permiso para tocar mi sonaja y mi tambor y me contestaron que lo hiciera. Solemos pensar que la muerte es una separación muy drástica y total pero les hablé que cuando dejamos el cuerpo nuestros sentidos se despiertan, están más vivos. Yo por ejemplo no puedo saber a simple vista cuántos limones tiene ese limonero pero si yo le pregunto a alguien que se murió y que me responde, éste es capaz de decírmelo y no se equivoca en uno. Ni el más escondido se deja de contar. La visión es mucho más amplia, el poder. La muerte es sólo un pequeño cambio. Yo le canté a doña Chayo delante de su gente y todos cantaron conmigo, con el tambor y la sonaja: La muerte no es muerte, es tan sólo un cambio y con la creación doña Chayo está gozando, y con el creador doña Chayo está gozando. Creo que gastamos más energía en enfermarnos y en morirnos que en estar sanos y, después de estar sanos, elevarnos cuando sentimos que ya es suficiente nuestra vida en esta tierra. Ya hay autores de libros que lo cuentan”.

.J.V- Y, ¿qué permanece?, ¿el espíritu?

M.- “El Gran Espíritu es un misterio. Nosotros pensamos que está lejos cuando realmente está dentro de todos. Cuando uno deja el cuerpo abre también esa posibilidad matemática de verse a uno mismo. Es algo muy amplio, otra visión de las cosas”.

J.V.- Usted habla con el fuego, ¿de qué conversan?

M.- “El fuego es muy lindo y se puede mantener un diálogo con él si crees. Te contaré de una mujer de Mexicali que tenía un problema en la piel y era sumamente blanca. Nosotros lo llamamos mitiligo. La primera vez que vino a danzar iba totalmente tapada porque el sol le molestaba y no podía estar cerca del calor. Actualmente trabaja con el fuego, habla con el fuego y éste ahora la cuida. Si pudiéramos ver el fuego desde otro punto de vista veríamos cosas diferentes, igual que con los cuatro elementos. En 1992, en un encuentro de ancianos, íbamos totalmente mojados desde Zacatecas camino de Michoacán. Iba un abuelito con su flauta y su tamborcito y dijo, `voy a decirle a las nubes que ya no les llueva pa que no los mojen´. Entonces comenzó a tocar su tambor y su flautita y realmente ya no llovió más. Cuando íbamos llegando a una vieja hacienda que nos habían dejado para dormir cayó un aguacero tremendo, pero esperó hasta que los últimos llegaron corriendo. Tenemos un canto que dice: Soy el poder dentro de mí, soy el amor del Sol y la Tierra, soy Gran Espíritu y soy eterna, mi vida está llena de dicha…Así es el poder que hay dentro de uno ”.

J.V.- Las Islas sufren hoy un proceso por el que desaparecen espacios naturales por el exceso de edificación, ¿cómo afecta a los que vivimos aquí?

M.- “A todos los niveles. Cuando vi las terrazas de cultivo aquí sólo pude decir: `Esto también es la Madre Tierra, aquí hay una cultura´. Pude mirar hacia atrás y pude ver lo que había aquí, el amor a la Tierra, vi reconocer a la Tierra como madre y al Sol como padre igual que en Ámérica. Todo lo demás nos aleja de ser naturales, de la naturaleza”.

Entrevista realizada a la ABUELA MARGARITA por Javier Ruiz
EXTRAIDO DEL BLOG: HA LLEGADO LA LUZ

Foto: En las culturas ancestrales de América, que tradicionalmente no utilizaban la escritura, los ancianos siempre fueron los recipientes donde se guardaron los conocimientos. De hecho, para los incas, tayta quiere decir padre o anciano, pero también maestro. Muchos de los indios amazónicos consideran aún hoy a las abuelas como las responsables de transmitir a los niños los conocimientos de su pueblo a través de sus canciones. Esa es la labor que lleva a cabo la abuela Margarita, heredera de las tradiciones del pueblo chichimeca, civilización anterior a los aztecas que habita en el norte de México, y del maya. Margarita visitó Tenerife para llevar a cabo un temascal, baño de vapor tradicional. “Temascal viene de temascali, cali, casa y temas es caliente. Es como entrar al útero de la tierra y sirve para sacar todo lo que nos estorba de nuestro cuerpo”, explica. Con sus ritos, sus canciones y sus costumbres, Margarita abre la puerta a otro modo de ver la vida y el ser humano.

Las relaciones de usted no son sólo con las personas, son también con las montañas, con las piedras, los árboles, el mar, ¿qué le dicen los árboles, las montañas y el mar cuando viene a Canarias?

MARGARITA.- “El mar es el mismo mar Atlántico que baña mi país, es un solo mar y es inmenso. Los árboles, las piedras, las montañas, el mar y los hombres somos una unidad. Al llegar aquí veo que, aunque muchos no sean los mismos que en México, aquí como allí, los unos no están enfrentados con los otros”.

J.V..- Usted practica las enseñanzas y conocimientos que le legaron sus antepasados, los chichimecas, ¿puede el hombre del mundo aprovechar ese conocimiento?

M.- “El mundo ahorita es tecnológico. La Madre Tierra está llena de tecnología y de industria pero hay muchas industrias que dañan a la Madre Tierra y la dañan muchísimo. Un día nuestro amor a la Tierra nos volverá a unir y las abandonaremos, desaparecerán. Entonces la tecnología nos servirá para medir la distancia entre nuestras capacidades de clarividencia, intuición, poder de ubicuidad, clariaudiencia y las de las computadoras y veremos que hay muy poquita distancia. Ese día comenzaremos a usar de nuevo lo que tenemos dentro”.

J.V.- ¿El ser humano tiene sus propias computadoras interiores?

M.- “Sí. Mi papá se fue a los Estados Unidos atrabajar cuando yo era chica. Era ilegal. No tenían plata para telefonear ni nosotros teléfono desde el que escucharle y eso le hacía sufrir mucho. Sufrían todos. Con él había un señor de Guajaca también ilegal que, cada sábado, ayudaba a los demás a ir a ver a sus esposas. Nomás no les podían hablar, pero podían verlas, tocarlas y sentirlas. Era un ser humano con facultades que podía hacer funcionar las facultades de los otros”.

J.V.- Para su pueblo, los ancianos como usted atesoran, guardan y protegen todos los conocimientos de una cultura ancestral, ¿cuál es el legado que nos llega hasta hoy?

M.- “Nuestros pueblos, nuestro continente, eran una sola humanidad y una cultura. Durante los últimos 5 siglos nuestras culturas han pasado de labio a oído para poder ser rescatadas. Muchos de nuestros ritos como el temascal, la Danza del Sol, la Danza de la Tierra, la de la Noche se guardaron por todo este tiempo y se escondieron en los sitios más inhóspitos. Se buscaban los lugares más escondiditos para seguir celebrándolos y así conservarlos. Ahora, es el tiempo de poder irse abriendo a la humanidad y por ello nuestros conocimientos se están abriendo a todos cada vez más. De nuestros antepasados, de labio a oído, nos llegó un mensaje que dice: `Que los hombres cuiden a las mujeres, que los padres y las madres cuiden a sus hijos, sus hijas, a los niños, a los jóvenes. A los abuelos y abuelas que cuiden de que no se pierda el conocimiento. Pásenlo de labio a oído pero cuiden de que no se pierda. Porque vendrá un día en que el conocimiento se impartirá en círculos abiertos´. Ahora nuestro conocimiento se comparte ya de forma amplia, incluso hay libros que lo recogen. El que haya más o menos tatas y nanas (ancianos y ancianas-maestros y maestras) y que los compartan se debe en el primer caso a que a que el sincretismo ha mezclado las prácticas católicas con las nuestras y han ido desapareciendo las nuestras y sus maestros, y en el segundo, a que la tecnología llega a todos los lugares. Muchos de nuestro abuelos y abuelas también están en asilos y hospitales. Creo que al perder el poder de compartir sus conocimientos han entrado en una etapa de demasiados sentimientos interiores -los propios y los de las creencias diferentes- y se han enfermado”.

J.V.- Entonces, ¿usted coincide con los Encuentros de Ancianos que celebran los diferentes pueblos indígenas de América desde hace años y en los que se anuncia que en el décimo pachacutec (actualidad), Viracocha retornará a los Andes, Qetzatcoalt a México, la Mamá Grande a Colombia y la cultura ancestral de América y sus conocimientos volverán a salir a la luz después de 7 generaciones de oscuridad y de permanecer ocultos?

M.- “Hay un poema de mi pueblo muy hermoso que habla de Qetzalcoalt y que me gustaría compartir. Dice: Del rojo corazón de Qetzalcoalt brotó la flor de oro y la semilla. El dulce trino y la luz de la estrella en la frente de un pueblo. Nace el Sol, humanidad, flor y pájaro en el centro vital del pensamiento. Está en el viento, es ala, es nube, agua que encarna en el maíz. Qetzalcoatl mágico y cósmico es. Es joya, piedra preciosa que tiene inmersos la luz y los colores, destellos del río de oro que lleva incrustadas el habla, el canto, la voz de la flauta y la pirámide del conocimiento. Es el trueno que hace vibrar los metales de su voz en la garganta de la humanidad y en la de los pájaros. Crece como árbol florido en la boca humana y en el pico de las aves. Es el vino del amor, delicia del calor de la mujer, tesoro y quietud del guerrero, útero donde nace la vida. Qetzalcoalt mágico y cósmico es. Muchas veces pensamos en Qetzalcoalt con forma humana pero yo creo que su regreso anuncia un cambio para la humanidad. Que en México se llame Qetzalcoalt, en los Andes Viracocha y en otros lugares de otra forma, eso da igual. Es el anuncio del mismo cambio y yo tengo mucho gusto de que pueda suceder. Por otra parte se puede ver algunos de los cambios que ya se están produciendo y que confirman que esto va a suceder”.

J.V.- ¿De qué se compone el hombre?

M.- “Hay un canto que me encanta y que dice: Tierra mi cuerpo, agua mi sangre, aire mi aliento y fuego mi espíritu. Tierra mi cuerpo, agua mi sangre, aire mi aliento y fuego mi espíritu. Nosotros nos componemos de cuerpo y espíritu. También estamos compuestos por aire. El aire circula por todo nuestro cuerpo cuando entra y sale. Todo nuestro cuerpo es recorrido por una corriente de aire continua. Lo curioso es que también somos en un 80% agua y menos del 20% tierra. Nosotros decimos que el aire es nuestra manera de pensar y nuestra manera de pensar es como el aire, que el agua son nuestros sentimientos y la tierra es la parte maciza de nuestro cuerpo. Por lo tanto, hemos de cuidar nuestra manera de pensar para no enfermar el agua que está dentro de nosotros y que no se nos pudra y eche a perder nuestra parte física que es la Tierra”.

J.V.- Para el pueblo chichimeca del que usted procede y otros pueblos originarios del actual México la muerte tiene una significación muy especial…

M.- “Donde yo vivo se murió hace poquito una vecina de un ranchito cercano, doña Chayo. Pensaba llevarme mi tabaco para agradecer que nos hubiéramos conocido. Hacía quesos y muchas veces le compraba y los compartíamos. Era una abuelita de más de 90 años y habíamos tenido una relación muy bonita. Cuando iba a salir de mi casa la sentí. Me tocó y me dijo que me llevara la sonaja y el tambor. Yo le dije: `Doña Chayo, su gente piensa de otra manera y no voy a llevarlos´. `Llévatelos´, me ordenó. `Tienes que hacer lo que debes de hacer´. Agarré un rebozo para llevar el tambor y la sonaja escondiditos. Cuando llegué, pedí a la familia permiso para tocar mi sonaja y mi tambor y me contestaron que lo hiciera. Solemos pensar que la muerte es una separación muy drástica y total pero les hablé que cuando dejamos el cuerpo nuestros sentidos se despiertan, están más vivos. Yo por ejemplo no puedo saber a simple vista cuántos limones tiene ese limonero pero si yo le pregunto a alguien que se murió y que me responde, éste es capaz de decírmelo y no se equivoca en uno. Ni el más escondido se deja de contar. La visión es mucho más amplia, el poder. La muerte es sólo un pequeño cambio. Yo le canté a doña Chayo delante de su gente y todos cantaron conmigo, con el tambor y la sonaja: La muerte no es muerte, es tan sólo un cambio y con la creación doña Chayo está gozando, y con el creador doña Chayo está gozando. Creo que gastamos más energía en enfermarnos y en morirnos que en estar sanos y, después de estar sanos, elevarnos cuando sentimos que ya es suficiente nuestra vida en esta tierra. Ya hay autores de libros que lo cuentan”.

.J.V- Y, ¿qué permanece?, ¿el espíritu?

M.- “El Gran Espíritu es un misterio. Nosotros pensamos que está lejos cuando realmente está dentro de todos. Cuando uno deja el cuerpo abre también esa posibilidad matemática de verse a uno mismo. Es algo muy amplio, otra visión de las cosas”.

J.V.- Usted habla con el fuego, ¿de qué conversan?

M.- “El fuego es muy lindo y se puede mantener un diálogo con él si crees. Te contaré de una mujer de Mexicali que tenía un problema en la piel y era sumamente blanca. Nosotros lo llamamos mitiligo. La primera vez que vino a danzar iba totalmente tapada porque el sol le molestaba y no podía estar cerca del calor. Actualmente trabaja con el fuego, habla con el fuego y éste ahora la cuida. Si pudiéramos ver el fuego desde otro punto de vista veríamos cosas diferentes, igual que con los cuatro elementos. En 1992, en un encuentro de ancianos, íbamos totalmente mojados desde Zacatecas camino de Michoacán. Iba un abuelito con su flauta y su tamborcito y dijo, `voy a decirle a las nubes que ya no les llueva pa que no los mojen´. Entonces comenzó a tocar su tambor y su flautita y realmente ya no llovió más. Cuando íbamos llegando a una vieja hacienda que nos habían dejado para dormir cayó un aguacero tremendo, pero esperó hasta que los últimos llegaron corriendo. Tenemos un canto que dice: Soy el poder dentro de mí, soy el amor del Sol y la Tierra, soy Gran Espíritu y soy eterna, mi vida está llena de dicha…Así es el poder que hay dentro de uno ”.

J.V.- Las Islas sufren hoy un proceso por el que desaparecen espacios naturales por el exceso de edificación, ¿cómo afecta a los que vivimos aquí?

M.- “A todos los niveles. Cuando vi las terrazas de cultivo aquí sólo pude decir: `Esto también es la Madre Tierra, aquí hay una cultura´. Pude mirar hacia atrás y pude ver lo que había aquí, el amor a la Tierra, vi reconocer a la Tierra como madre y al Sol como padre igual que en Ámérica. Todo lo demás nos aleja de ser naturales, de la naturaleza”.

Entrevista realizada a la ABUELA MARGARITA  por Javier Ruiz
EXTRAIDO DEL BLOG: HA LLEGADO LA LUZ

domingo, 18 de agosto de 2013



The Empowered Woman

The Empowered Woman, she moves through the world
with a sense of confidence and Grace.

Her once reckless Spirit now tempered by Wisdom.
Quietly, yet firmly, she speaks her Truth without doubt or hesitation and the life she leads is of her own creation.

She now understands what it means to live and let live.
How much to ask for herself and how much to give.
She has a strong, yet generous heart.. and the inner beauty she emanates truly sets her apart.

Like the mythical Phoenix, she has risen from the ashes and soared to a new plane of existence, unfettered by the things that once that posed such resistance.

Her senses now heightened, she sees everything so clearly.
She hears the wind rustling through the trees;
beckoning her to live the dreams she holds so dearly.
She feels the softness of her hands and muses at the strength that they possess. Her needs and desires she has learned to express. She has tasted the bitter and savored the sweet fruits of life, overcome adversity and pushed past heartache and strife.

And the one thing she never understood, she now knows to be true, it all begins and ends with You.


~Sonny Carroll

jueves, 8 de agosto de 2013

felicidad interior con Matthieu Ricard http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=izpluzEy6Mk

Felicidad interior

Analizamos la felicidad interior con Matthieu Ricard. En este video Ricard nos habla de como podemos obtener esa felicidad interna, y que según el bioquímico convertido en monje budista, podemos entrenar nuestras mentes en hábitos de bienestar que generan una verdadera sensación de serenidad y realización consiguiendo un estado de felicidad interior.
Y es que ¿de dónde viene la felicidad?¿dónde tenemos que buscarla?¿dónde está la fuente de dicha existencial de la que beber y saciar nuestra sed?. 
Unos investigadores de la universidad de Winsconsin parecen haber encontrado la respuesta en Matthieu Ricard. Según este estudio, Matthieu es el "hombre más feliz del mundo" o así lo ha denominado la prensa. Y es que fue, con mucho, el que obtuvo una puntuación más alta al registrar las emociones positivas de su cerebro. 
Ricard es un monje budista de origen francés, procedente de una posición acomodada y con una elevada formación (es doctor en genética molecular). Sin embargo, un buen día decidió abandonarlo todo e irse a vivir al Tíbet, compartiendo su vida con otros monjes budistas como él. Sus posesiones son nulas, incluídos los beneficios de sus exitosos libros que dona a una fundación que el mismo creo. Pero, entonces ¿que hace a este hombre, en estas circunstancias, que sea tan feliz?
Lo curioso es que precisamente en esas circunstancias es también donde otros muchos han encontrado sentido a sus vidas. Dspojados de ataduras externas (posesiones, dinero, estatus, reconocimiento social..) es como más libres, felices y en paz se han sentido.
Para Ricard, ser libre significa, por encima de todo, ser dueño de uno mismo; imperar sobre los propios pensamientos, sentimientos y sensaciones. La libertad interior implica la liberación del ego, centrarse en lo esencial y dejar de lado todo lo accesorio.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=izpluzEy6Mk


LA GRAN HERIDA por Ethel Morgan

Si algo hemos descubierto las mujeres después de muchos esfuerzos es que ya no podemos esperar que la solución nos llegue desde afuera, como el beso de la Bella Durmiente. Algo tenemos que hacer por nuestra cuenta para avanzar hacia nuestra verdadera identidad, ese núcleo puramente femenino que está allá, en lo profundo de nosotras, y que desconocemos.Pensadoras muy inteligentes se han dedicado a descubrir qué hacer y han llegado a la conclusión de que es preciso sanar varias heridas; varias llagas abiertas que nos duelen demasiado como para poder poner nuestra atención en la tarea absorbente de crecer y desarrollarnos.
La jungiana Connie Zweig, por ejemplo, en la introducción a la espléndida antología “Ser Mujer” enumera las siguientes sanaciones necesarias:

- sanar nuestra relación con las mujeres y lo femenino;

- sanar nuestra relación con los hombres y lo masculino;

- sanar nuestra relación con los ritmos, los instintos, y los deseos;

- sanar nuestra relación con los arquetipos de la Diosa, es decir, lo Femenino Arquetípico.

En todas las fisuras sin curar, el flujo de nuestra energía se detiene y retrocede. No es posible ser plenamente mujer sin estar bien relacionada con el propio género; sin haber depurado las adulteradas relaciones con el hombre; sin responder a nuestros propios procesos femeninos corporales y sin contar con una deidad femenina que nos sirva de modelo y nos presente pautas de realización.
Muchas mujeres creen que el primer paso del programa es ocuparnos del problema más urgente que sufrimos bajo el patriarcado: la mala relación con nuestra madre.“Hay un vacío que actualmente sienten las mujeres”, dice la terapeuta Eleanor Hall en su libro “La Luna y la Virgen”. “Cada vez que existe tal vacío, tal brecha o herida, la sanación ha de buscarse en la sangre de la herida misma (...).
De modo que el vacío femenino no puede ser sanado por la conjunción con el varón, sino más bien por una conjunción interna, por la integración de sus propias partes, por una remembranza o reintegración de cuerpo madre/hija.
En otras palabras, si no estamos enteras no hallaremos verdadera –ni duradera- satisfacción en la relación con el hombre. Y estar enteras significa que no esté roto en nosotras el ciclo de las edades femeninas: la joven, la madura y la anciana, que en otro sentido equivale a nuestra fluida vinculación hacia atrás con nuestra madre y hacia delante con nuestra hija, cuando la tenemos.Esa vinculación entre tres personas físicas es aún más importante porque se refleja en nuestro interior y allí se reproduce. O sea que si no estamos en buena relación con nuestra hija, por ejemplo, no encontraremos dentro de nosotras las fuente de renovación de nuestra juventud (no podremos eventualmente “convertirnos en nuestra propia hija para iniciar nuevas etapas con la frescura necesaria). Y si no estamos en buena relación con nuestra madre, nos negaremos eventualmente a asumir nuestra edad realmente madura y sabia.
Lo Femenino Arquetípico siempre ha sido imaginado triple, tanto en la mitología como en la antiquísima religión de la Gran Madre Universal que la arqueología revela. La Doncella, la mujer Plena y la Anciana Sabia han sido veneradas universalmente y, tras su exilio de cinco mil años, siguen allí, dentro de la psique femenina, para ordenar nuestra trayectoria natural y mostrar las cualidades e cada una de esas etapas. Si se rompe el ciclo, no hay renovación posible y la mujer pierde sus fuerzas al avanzar a ciegas, sin saber dónde está, engañada siempre por las instrucciones malintencionadas del sistema cultural. Una falsa ideología que le dice, por ejemplo, que no ha de querer llegar a la etapa de la Anciana y ha de gastar sus energías en el esfuerzo inútil de detener el tiempo.
La mala relación con nuestras madres forma parte importante de un esquema represivo que quiere una mujer despotenciada y débil, tan temerosa del futuro que no piense demasiado en reclamar sus derechos a crecer. También, según Mary Daly, es una forma de desviar nuestras búsquedas. Dice en “Gin-Ecología”:“Cegadas y des-alentadas por estas ataduras mentales, las hijas sienten enojo por la impotencia de sus madres ante el dominio patriarcal. Y sin embargo, el tirón hacia la madre siempre está presente: la hija la busca por doquiera. Deméter y Perséfone se buscan una a otra en todos los sitios equivocados, en rostros extraños y, lo más trágico de todo, en el varón (...). Las hijas buscan la madre perdida en sustitutos masculinos, volviéndose hacia ellos en busca de la divina chispa de estímulo que ellos no poseen ni pueden dar, ya que es la legítima herencia de nuestro propio género”.Reconocer y admitir nuestro enojo por la impotencia de nuestras madres puede ser el punto de partida, el gesto inicial que empiece a desatar el nudo del problema. Si no experimentamos hasta ahora una profunda compasión por su frustración como mujeres, por su dolor de seres con límites demasiado establecidos entre los que a veces estallan, a veces de deforman y otras veces de dejan morir, conviene que reexaminemos nuestro enfoque y tratemos de ver el verdadero cuadro.Es el cuadro conmovedor de las madres patriarcales atrapadas entre prescripciones inflexibles y socavadas por hurtos indebidos: de su dignidad, de su autoridad legítima o del respeto que se debe a la Dadora de la Vida. Madres aplacadas apenas por un “día” anual de homenaje, cuando el resto de los días deben sobrevivir en un clima contrario a la vida y por ende a la maternalidad profunda, que no en vano reemplaza su nombre con conceptos patriarcales, patrísticos o patrióticos.La hija debe entender a la madre y sus falencias, sin que por eso sea necesario repetir los errores o excesos en que la “madre patriarcal” puede caer. Lo que se necesita es comprender que la progenitora terrible o lastimosa de esta cultura misógina no está expresando verdaderamente (le es imposible hacerlo) al gran arquetipo materno universal: esa tendencia femenina a dar vida, nutrir y proteger, dejar ir y volver a recibir, y sobre todo fomentar el desarrollo de su criatura sin identificarse con ella, ni exigirle conductas que compensen sus propios fracasos. Si la madre patriarcal casi nunca puede cumplir ese programa, es porque sus circuitos mentales han sido saturados desde hace miles de años con contenidos negativos acerca de su propio valor personal, con órdenes y contraórdenes conflictivas, con conceptos que han erosionado su autoestima. Y es muy raro que en la edad madura una mujer pueda evadirse de todo eso para dar a su hija el ejemplo necesario.De la madre-niña a la madre mutiladora, de la madre que abandona a la que se sume en depresión cuando es abandonada, el rol materno vive tal vez su peor momento en este inicio de siglo decisivo para la historia patriarcal. Solo una profunda reconexión de la Doncella con la Mujer Plena (y luego de esta con la fase sabia de la Anciana) podrá recomponer las cosas. Según Jan Raymond y Mary Daly, nuestro básico “Derecho de Hijas” es el derecho de recuperar ese vínculo fundamental perdido, que a su vez nos permitirá recordar nuestro yo auténtico: esa identidad centradora que necesitamos para aceptarnos a nosotras mismas y para tener el coraje de estar solas cuando así lo decidimos.

miércoles, 7 de agosto de 2013

Sembrar Tu Luna para sanar el linaje femenino


La menstruación hace parte de los ritmos fisiológicos de la vida, al menstruar la energía de vida contenida en el vientre se manifiesta. Cuando la mujer se encuentra en Tiempo de Luna está conectada con el misterio de lo femenino y con la Madre Tierra.

Menstruar es la expresión sagrada de nuestra conexión con la Tierra, con la vida. Es un acto de entrega energética de la más alta vibración. Sale del cuerpo para glorificar la vida y sanar.


El útero guarda en su interior memorias de vida y de dolor. Guarda, renueva y libera con cada ciclo. Nuestras creencias, sentimientos y pensamientos habitan en esa cueva interna.

El vientre con el pulsar uterino se conecta con el pulsar del corazón en nuestro pecho; juntos e integrados generan en el Cinturón Pélvico recuperación de las memorias y así la alquimia del amor creativo es.

En cada una está el poder de sanar y recuperar nuestro poder y su hacer y el de sanar nuestro linaje.
El ofrendar nuestra sangre es un ritual de consciencia espiritual, por lo que antes de poder llevar acabo tu propio ritual es preciso deshacernos de tabúes arraigados, de ascos e ideas negativas hacia nuestro cuerpo y nuestra sangre que sólo bloquean la salida de la Diosa y la aceptación natural hacia nuestro hermoso cuerpo de mujer.

Nuestra sangre menstrual está llena de hierro que nutre la madre tierra y nosotras en sí estamos conectadas con ella. Sembrar nuestra luna es echar raíces, sanar nuestro linaje mitocondrial, es decir las energías de nuestra madre, nuestra abuela y nuestra bisabuela que llevamos dentro.alt

En vez de tirar tu sangre cada mes puedes optar por reciclarla y ofrécela a la tierra. Si es que usas toallas de algodón, déjalas remojar en un recipiente con agua y usa el agua para regar tus plantas. Si usas la copa de luna, vacía tu sangre dentro de un vaso cada vez que la retires y añádele un poco más de agua.

Tú ritual es propio de ti, así que usa todos los simbolismos que quieras: la foto de una Diosa, flores, incienso, cristales, música, etc. Crea tu propio altar y tu propio ritual. Si es que vives en la ciudad y no tienes jardín puedes ofrecer tu sangre a tus plantas, sin embargo si vives en un espacio amplio con jardín o en el campo, cerca de un bosque ofrece tu sangre ahí, en medio de la naturaleza.

Recuerda que tu intuición es tu mejor aliada y sólo tú sabes lo que quieres liberar y lo que deseas crear en tu vida. Así que no hay reglas que seguir ni un texto que leer. Di lo que creas pertinente a la hora de ofrendar tu sangre solo no te olvides de agradecer tener la oportunidad de renacer, la conexión que tu sangre te da con el mundo exterior y sobre todo agradece el poder que llevas dentro por el simple hecho de ser mujer.
Sembrar nuestra Sangre Menstrual es sanarnos y sanar la relación con nuestro linaje femenino, reconciliarnos con nuestra madre, abuelas, nuestras ancestras y las de todas las mujeres de la humanidad... Es sanarnos para limpiar el camino de nuestras hijas, nietas y futuras generaciones, de tabúes e ideas negativas en torno a nuestra Sangre.

LUNA ROJA
Yo lo vengo realizando hace un par de años y me sana, me conecta con la pachamama... perdí totalmente esa sensación de suciedad que nos han inculcado y mis hijos e hijas me ven hacerlo cada mes... Realmente siento poder cuando lo hago y me gusta saber que la Madre tierra posee información sobre mi y mi linaje y que ella se encarga.

Os animo a empezar con él y a observar los cambios que se van produciendo en ti.

Este ritual lo vienen realizando mujeres de hace muchosss añosss.... nuestras ancestras entregaban su sangre a la tierra en señal de ofrenda y conexión y reconocimiento de nuestro linaje, agradeciendo y honrando este precioso momento que es un prodigio de la biología humana, es decir nuestro sa(n)grado menstrual....

LA TIERRA NECESITA DE SANGRE DE VIDA... ya no más sangre de guerra y muerte... La madre tierra lee esta información... lee todito lo que nuestra sangre tiene, tu pena, tu dolor, tu angustia, tu alegría tu agradecimiento, tus recitos, todo... es un canal directo a las alturas y a las profundidades del corazón del planeta tierra... sin pudor, sin temor... este ritual es parte de la sanación planetaria, siendo cada una, mujer medicina, siendo cada una UNA CHAMANA.


altRitual Sembrando la luna

Lo primero que debes hacer antes de iniciar tu ritual es con mucha conciencia cambiar cualquier sensación de asco, repulsión o suciedad, por tranquilidad, paz, armonía y amor a ti misma y lo que viene de ti.

Luego debes recoger tu luna

Puedes hacerlo de varias formas, ya sea utilizando algodón como toalla, la copa luna, o toallitas ecológicas. Luego pones en un poco de agua tu compresa durante unos minutos hasta que la luna sea liberada. Después la escurres y viertes el contenido en un recipiente.

El altar de la luna

Este es tu espacio sagrado, que tu creas o recreas. Si vives en el campo puedes escoger un árbol, plantar un jardín de hierbas aromáticas, un jardín de medicinales o un jardín de flores. También puedes plantar un jardín mixto. Si lo deseas puedes adornar este espacio con símbolos significativos para ti y que representen la fuerza femenina.
En caso de que vivas en un departamento puedes crear un pequeño jardín con plantas de tu preferencia.

El ritual:

Este es un ritual sencillo con el cual haces un llamado a tu intuición y sabiduría interna. Entonces tomas el recipiente donde depositaste tu luna y empiezas a hacer tu oración (Esta es una oración para hablar acerca de lo que quieres sanar y las bendiciones que recibirás, también es una oración de agradecimiento). Luego riegas tus plantas con tu luna.

En caso de que estés fuera de casa o de viaje, no dejes de sembrar tu luna, hazlo en cualquier planta, pero ¡hazlo!. O si lo prefieres guarda tus compresas en una bolsa plástica hasta llegar a tu casa.

NO VUELVAS A ECHAR TU LUNA A LA BASURA ahora sabes lo poderosa que es para ti, para la tierra y la vida.


http://www.portalterraluz.com/index.php?option=com_content&view=article&id=45%3Asembrar-tu-luna-para-sanar-el-linaje-femen