martes, 24 de julio de 2012

http://mamatriztica.blogspot.com.es/2012/07/parto-libre-por-raquel-schallman.html

La sexualidad femenina en diferentes culturas, de Francisca B. Martín-Cano, por Mujer Palabra - Recomendamos... - Libros en Mujer Palabra

La sexualidad femenina en diferentes culturas, de Francisca B. Martín-Cano, por Mujer Palabra - Recomendamos... - Libros en Mujer Palabra

Arte Tarot: Dependencia emocional y adicción a las relaciones

Arte Tarot: Dependencia emocional y adicción a las relaciones: Si un individuo es capaz de amar productivamente, también se ama a sí mismo; si sólo sabe amar a los demás, no sabe amar en absoluto. ...

El rincón de Haika: La doble moral sexual

El rincón de Haika: La doble moral sexual: Jesús perdonando a una adúltera La doble moral es un mecanismo ideológico gracias al  cual las mujeres son apedreadas hasta la m...

El rincón de Haika: El miedo masculino a la potencia sexual femenina

El rincón de Haika: El miedo masculino a la potencia sexual femenina: Entre 1970 y 1988, William Hartman n, del Centro para Problemas Maritales y Sexuales, en California, monitorizó el orga...

El rincón de Haika: La dependencia emocional femenina

El rincón de Haika: La dependencia emocional femenina: LA DEPENDENCIA FEMENINA EN LA POSMODERNIDAD “Yo no sé qué me pasa, pero cada vez que me pongo en pareja me vuelvo idiota...

El rincón de Haika: ¿Es egoísta el amor romántico?

El rincón de Haika: ¿Es egoísta el amor romántico?:  “(Yo) lo hago todo por ti y tú no haces nada por mí”, “(Yo) necesito que me cuides”,  “(Yo) quiero que te sacrifiques por mi”...

El rincón de Haika: El Romanticismo Patriarcal

El rincón de Haika: El Romanticismo Patriarcal: Foto de Eduardo Morales, es una seta abulense Herrera Gómez, Coral: EL ROMANTICISMO PATRIARCAL, Marzo 2010. El Amor Romántico...

El rincón de Haika: ¿Qué es el Amor?

El rincón de Haika: ¿Qué es el Amor?:  foto: Eduardo Morales López El amor, etimológicamente, tiene como prototipos el sentimiento maternal, el sentimiento erótico y l...
LA MUJER GAIÁTICA"
La mujer gaiática vive en el interior de cada mujer. Es la mujer primal, la hembra instintiva primordial de la que nos avergonzamos porque nos han enseñado a reprimirla y a rechazarla. Yace dormida y ha sido olvidada, pero no ha muerto y renace con fuerza cuando regresamos a ella para ofrecerle aceptación, nutrición y espacio en nuestra vida.
La mujer gaiática toma la Tierra como maestra y reconoce y honra en su cuerpo los ciclos y la naturaleza sinérgica de Gaia, nuestro planeta azul.
No está domesticada y es una en sí misma, libre e independiente como la Madre Tierra que sólo obedece a los mandatos de la vida natural. Tiene claras sus lealtades y conoce y defiende su territorio. Se respeta a sí misma y es fiel a su gente e implacable en la defensa de sus hijos e hijas.
La mujer gaiática ha hecho las paces con su madre y con su padre y camina bajo la guía de sus ancestr@s. Conoce las tradiciones matristicas ancestrales y ...trabaja para que estas enseñanzas no desaparezcan y puedan sanar los estragos de la devastación patriarcal.
No intenta caer bien a todo el mundo sino sólo ser impecable con los mandatos de su corazón. Ama su cuerpo y no se flagela, porque honra en su carne a la Madre Tierra. Ha pacificado sus relaciones con los hombres y puede compartir con ellos su camino con alegría. Disfruta libremente de su sensualidad en todas las épocas de su vida y vive con curiosidad el paso del tiempo como una gozosa oportunidad de nuevos aprendizajes.
La mujer gaiática es mujer de manada. Sabe que estos son tiempos de cultivo de la sororidad circular para lograr que la fuerza de la sanación individual se haga fermento que active otras levaduras. Tiene un profundo compromiso con la Madre Tierra y la honra para sanarla y sanarse a sí misma.
La mujer gaiática es una guerrera pacifica de Gran Madre y nada puede detenerla en la defensa de los seres sintientes y de nuestro hogar, la Tierra. Está comprometida en la sanación del femenino planetario y promueve la cultura de Paz, el trabajo circular, la toma de decisiones por consenso, la consciencia ecosófica. Ha ido más allá de sus heridas personales y, escuchando la llamada de la Madre Tierra, se ha puesto en pie de paz por las 7 próximas generaciones.
Ver más
                               Mujeres que saben hacer una Revolución

lunes, 23 de julio de 2012



 “Las células madre tienen la propiedad de transformarse en cualquier tipo de células del cuerpo, por lo que potencialmente pueden ser utilizadas para reemplazar tejidos u órganos enfermos. […] La proporción de éxito de las células madre e...xtraídas de sangre menstrual es cien veces mayor a la obtenida con células madre extraídas de la médula humana, según Shunichiro Miyoshi, cardiólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Keio (Japón), y uno de los autores de la investigación. […] Miyoshi defendió que la sangre menstrual podría utilizarse para hacer acopio de un tipo de células que contienen varios sistemas de HLA (Antígenos de Leucocitos Humanos), claves para el sistema inmunitario.” Agencia Colpisa, “Diario Sur”


* Fragmento de texto sobre el uso medicinal de la sangre menstrual por los aborígenes australianos según recoge la escritora Marlo Morgan en su libro Las voces del desierto:
“Unas semanas antes le había preguntado a Mujer-que-Cura qué hacían las mujeres cuando tenían la menstruación, y ella me había mostrado unas compresas hechas de juncos, paja y finas plumas de pájaros. Después, de vez en cuando, observaba que una mujer abandonaba el grupo para internarse en el desierto y ocuparse de sus necesidades. Enterraban la pieza sucia igual que enterrábamos nuestros excrementos diarios, como hacen los gatos. Ocasionalmente, sin embargo, había advertido que una mujer volvía del desierto con algo en la palma de la mano, que llevaba a Mujer-que-Cura. Ésta abría el extremo superior de su largo tubo. Observé que estaba forrado de las hojas de plantas que usaron para curarme los pies llagados y las quemaduras del sol. Mujer que Cura metió dentro el enigmático objeto. Las pocas veces que me acerqué, me llegó un insoportable hedor. Finalmente descubrí lo que guardaban en secreto: grandes coágulos de sangre expulsados por las mujeres.
Aquel día Mujer-que-Cura no abrió el extremo superior del tubo, sino el inferior. No salió ningún tufo. No desprendía ningún mal olor. La mujer apretó el tubo con la mano y surgió una brea negra, espesa y reluciente, que utilizó para unir los bordes desiguales de la herida. Literalmente los alquitranó, untando la sustancia por toda la superficie de la herida. […] Durante varios días la examiné de cerca y observé cómo se secaba la negra sustancia natural y empezaba a desprenderse. Al cabo de cinco días había desaparecido; sólo quedaban unas delgadas cicatrices […]” Marlo Morgan, “Las voces del desierto”
Ver más

viernes, 13 de julio de 2012

La canción del corazón Patty Hansen

La canción del corazón de Patty Hansen (Libro: Sopa de pollo para el alma)


Había una vez un hombre que se casó con la mujer de sus sueños. Con su amor, ambos crearon una niñita, un pequeña radiante y alegre, a quien el gran hombre amaba mucho.

Cuando ella era muy pequeña, él solía levantarla, entonaba una melodía y bailaba con ella por la habitación diciéndole:

-Te amo, mi niña.

La niñita fue creciendo, y el hombre la abrazaba y le decía:

-Te amo, mi niña.

Ella refunfuñaba y decía:

-Ya no soy una niña.

Entonces el hombre se reía diciendo:

-Para mi, tú siempre serás mi niña.

La niña, que ya no era una niña, se fue de casa para descubrir el ancho mundo. A medida que se conocía mejor a sí misma, conocía mejor al hombre. Entendía que él era verdaderamente grande y fuerte, porque ahora reconocía sus virtudes. Una de ellas era la capacidad para expresar su amor a su familia. No importaba dónde estuviera ella en el mundo; él la llamaba para decirle: "Te amo, mi niña".

Llegó un día en que la niña, que ya no era una niña, recibió una llamada telefónica. El gran hombre estaba enfermo. Le dijeron que había tenido un ataque y estaba afñasico. Ya no podía hablar y no estaban seguros de que entendiera lo que se le decía. Ya no podía sonreír, ni reír, ni andar, abrazar, bailar ni expresarle su amor a la niña, que ya no era una niña.

Entonces regresó al lado del gran hombre. Cuando entró en la habitación y lo vio, le pareció pequeño y nada fuerte. Él la miró e intentó hablar, pero no pudo.

La niñita hizo lo único que podía hacer. Se tendió en la cama, junto al gran hombre. Las lágrimas brotaban de los ojos de ambos, y ella abrazó sus hombros paralizados.

Con la cabeza apoyada en el pecho del enfermo, ella pensó en muchas cosas. Se acordó de los momentos maravillosos que habían pasado juntos y de cómo siempre se había sentido protegida y amada por el gran hombre. Sentía dolor por la pérdida que había de soportar, por las palabras de amor que la habían reconfortado.

Y entonces oyó, en el poecho de él, el latido del corazón. El corazón donde había vivido siempre la música y las palabras. El corazón seguía latiendo tercamente, despreocupado del daño que sufría el resto del cuerpo. Y mientras ella descansaba, se produjo un momento mágico. Ella oyó lo que necesitaba oír.

El corazón iba latiendo las palabras que la boca ya no podía pronunciar:

Te amo,

mi niña.

Te amo,

mi niña.

Te amo,

mi niña...

Y se sintió consolada.

Sopa de pollo para el alma, libro

http://es.scribd.com/doc/48702104/Sopa-de-Pollo-para-el-Alma

LA EXPERIENCIA TRAUMÁTICA DESDE LA PSICOLOGÍA POSITIVA: RESILIENCIA Y CRECIMIENTO POSTRAUMÁTICO

LA EXPERIENCIA TRAUMÁTICA DESDE LA PSICOLOGÍA POSITIVA: RESILIENCIA Y CRECIMIENTO POSTRAUMÁTICO




Beatriz Vera Poseck*, Begoña Carbelo Baquero** y María Luisa Vecina Jiménez***



**Universidad de Alcalá. ***Universidad Complutense




http://www.papelesdelpsicologo.es/vernumero.asp?id=1283

miércoles, 11 de julio de 2012

Segunda visita MARIA MATUZ

Maria Matuz, La Curandera mas poderosa de Mexico (completo)

Doña Sabina Part 2/2

Doña Sabina Part 1/2

El poder de la intención Brian Tracy

El poder de la Intención, por Brian Tracy




Cualquier creencia se puede hacer realidad si es sincera y apasionada. El ser humano actúa siempre de un modo coherente con sus creencias, sobre todo con las que se refieren a sí­ mismo. En este s...entido, rechazamos la información que contradice lo que ya hemos decidido creer, tanto si nuestras propias creencias y prejuicios se basan en hechos reales o en la fantasía.

No hay peores creencias que las autolimitadoras, aquellas que genera usted mismo cuando se considera incapacitado para algo. Así, por ejemplo, podrí­a pensar que posee menos talento que otros o que los demás son, de algún modo, superiores a usted; o también podría haber caí­do en la trampa, muy habitual por cierto, de venderse por debajo de sus posibilidades o de su auténtica capacidad.

Las creencias auto limitadoras actúan a modo de frenos de su potencial, le retienen, alimentan los dos grandes enemigos del éxito personal -la duda y el miedo-, le paralizan y hacen que vacile a la hora de asumir riesgos inteligentes, necesarios para el pleno desarrollo de sus genuinas capacidades.

Para progresar, para evolucionar hacia adelante y hacia arriba en su vida y en su profesión, debe desafiar continuamente sus creencias autolimitadoras; rechazar cualquier idea o sugestión relacionada con sus propias limitaciones; y aceptar como principio fundamental que usted es una persona sin lí­mites, capaz de hacer todo lo que han hecho los demás.

En realidad, nadie es mejor que usted ni más inteligente que usted. Si a otros les van mejor las cosas se debe, en gran medida, a que han desarrollado más su talento y sus capacidades naturales, y a que han estudiado y aplicado las leyes de la causa y el efecto a su vida antes que usted. Es muy probable que pueda hacer todo lo que haya hecho cualquier otro individuo, siempre dentro de unos lí­mites razonables.

Todo lo que se espera con confianza se convierte en una profecía infalible. Nuestra manera de pensar y de hablar sobre el futuro de las cosas nos convierte en adivinos en nuestra propia vida. Cuando se espera y confí­a que ocurra algo positivo, casi siempre se hace realidad, mientras que cuando se esperan cosas negativas, el destino no suele defraudarnos.

Las expectativas tienen un efecto extraordinario en quienes nos rodean. Lo que esperamos de la gente y de las situaciones determina, más que cualquier otro factor, nuestra actitud hacia ellas, devolviéndonos nuestra actitud, positiva o negativa, como si se tratara del reflejo de un espejo.

En su vida personal, sus expectativas respecto a lo que le rodea e incluso su futuro tienden a cumplirse y ejercen una poderosa influencia en la gente y en los sucesos, tanto para bien como para mal.

El ser humano es un imán viviente que atrae invariablemente a la gente, a las situaciones y a las circunstancias que están en armoní­a con sus pensamientos dominantes. Esta ley explica la mayorí­a de los éxitos y los fracasos en la vida; es tan poderosa, penetrante y omnipresente que influye en todo lo que hacemos o decimos e incluso en lo que pensamos o sentimos.

Todo lo que tiene en la vida, ha conseguido atraerlo hací­a sí­ gracias a su modo de pensar y a su forma de ser. Y dado que puede cambiar estos dos factores, es decir, la forma de pensar y la forma de ser, puede cambiar también su vida.

Seguro que habrá oído decir en más de una ocasión: «Dios los cría y ellos se juntan» o «Los deseos se cumplen». Son diversas formas de expresar la ley de la atracción.

Los pensamientos son muy poderosos, constituyen una especie de energí­a mental que viaja a la velocidad de la luz y son capaces de superar cualquier obstáculo. Esta es la razón, por ejemplo, por la que se puede pensar en una persona, a veces desde una gran distancia, y un segundo después, suena el teléfono…. ¡esa persona al habla! Los pensamientos han establecido contacto con ella.
- Los Círculos de Mujeres pueden acelerar el cambio de la humanidad. Las mujeres tienen la oportunidad de cambiar el mundo en las próximas décadas. Pero si no lo hacen ya, probablemente ya no lo harán. “Tras el extremo feminismo de los 70, ...ahora el péndulo se encuentra en el centro, por eso tenemos que aprovechar este momento. No tengo la menor duda de que un pequeño grupo comprometido puede cambiar el mundo. En realidad, así ha sido hasta ahora”.



- “Yo aliento a las mujeres a formar círculos que tengan un componente espiritual. Simplemente escuchando los problemas, anhelos y miedos de otras mujeres y contando los tuyos, adquieres fuerza. Cuando uno está sentado en círculo y en silencio se da cuenta de que hay una conexión espiritual con poder transformador. Yo pertenezco a uno desde hace 18 años: encendemos una vela, guardamos silencio, contamos lo que nos preocupa, debatimos, y juntamos nuestras energías con un propósito”.


- “En nuestros círculos convocamos el poder Interior y exterior. La espiritualidad, la física cuántica y el budismo dicen lo mismo: Todo y todos estamos interconectados y por tanto lo que cada uno haga influye en el mundo”.


- “Los círculos de mujeres transforman el mundo a través de la activación del campo mórfico de la teoría de Rupert Sheldrake”.


- Cuando lleguemos al “millonésimo círculo” éste será el punto clave que incline la balanza hacia una nueva humanidad. Hay una pacífica revolución en marcha, un movimiento espiritual de la mujer que es difícil de percibir a simple vista, a través de los círculos de mujeres, de mujeres con capacidad sanadora ¿podría dar la cultura un vuelco?”.

Jean Shinoda Bolem, EL MILLONÉSIMO CÍRCULO


Lastra tombale con danzatrici, V-IV a.C.

                                            Danzatrici di Ruvo (Napoli, Museo Archeologico)
El SER HUMANO nace como una larva. Desafortunadamente,  también muere como una larva, muy pocos se transforman en gusanos. La larva es estática: no conoce el movimiento, se queda atascada en un punto, en un lugar, en una etapa. Muy poc...a gente crece hasta convertirse en gusano. El gusano comienza a moverse; entra el dinamismo. La larva es estática, el gusano se mueve. Con el movimiento se despierta la vida. Nuevamente muchos se quedan en gusanos: siguen moviéndose horizontalmente, en el mismo plano, en una sola dimensión. Raramente dan el salto cuántico y se convierten en mariposas, en un hombre como el Buda, Jalaludin Rumi, Jesús, o Kabir. Entonces interviene lo vertical. La larva es estática; el gusano se mueve, conoce el movimiento; la mariposa vuela, conoce las alturas, comienza a ascender. A la mariposa le crecen alas; esas alas son la meta. A menos que te crezcan alas y te conviertas en un fenómeno alado, no tendrás un alma.


La verdad se realiza a través de tres etapas: asimilación, independencia y creatividad. Recuerda estas tres palabras, son esenciales.


Asimilación: esa es la función de la larva. Asimila el alimento, se está preparando para convertirse en un gusano. Está haciendo los preparativos, es un depósito. Cuando la energía está lista se convertirá en un gusano. Antes del movimiento, necesitarás una gran energía para moverte. El gusano es la asimilación, el trabajo hecho, consumado.

Luego comienza la segunda parte: Independencia. La larva es abandonada. Ahora ya no hace falta quedarse en un sitio. Ha llegado el momento de explorar, de la aventura. La vida real comienza con el movimiento, con la independencia. La larva sigue siendo dependiente, prisionera, encadenada. El gusano ha roto las cadenas, empieza a moverse. El hielo se ha fundido, ya no está congelado. La larva es una etapa estática. El gusano es movimiento, como un río.


Y luego llega la tercera etapa, la de la Creatividad. La independencia solamente ha dejado de ser significativa. Sólo con ser independiente no sentirás satisfacción. Está bien salir de la prisión, pero ¿para qué? ¿Independencia para qué? ¿Libertad de qué?

Recuerda, la libertad tiene dos aspectos: primero, libertad de, y segundo, libertad para. Mucha gente alcanza sólo el primer tipo de libertad, libertad de: libre de los padres, libre de la Iglesia, libre de la organización, libre de esto y aquello, libre de todas las prisiones. Ésta es una libertad muy negativa. Si sólo conoces la libertad de, no has conocido la libertad real, sólo el aspecto negativo. El aspecto positivo tiene que ser conocido: libertad para crear, para ser, para expresarse, para cantar tu canción, para bailar tu baile: Éste es el tercer estadio: creatividad.



Entonces el gusano se convierte en un fenómeno alado, un catador de miel, busca, descubre, explora, crea. Por eso, la belleza de la mariposa. La gente creativa es la única gente hermosa porque sólo la gente creativa conoce el esplendor de la vida: tienen ojos para ver, oídos para oír y un corazón para sentir. Están totalmente vivos, viven al máximo. Queman su antorcha por ambos lados. Su vida es intensidad, totalidad.


OSHO
LA MUJER SOLAR


"La divinidad eterna, la que representa el poder y la soberanía es una divinidad femenina, dice Markale en la Femme Celte. Esta feminidad eterna es la de la mujer-sol, porque el Grial es luz, de la misma forma que la mujer es... luz, la luz del sol. La luz de la mujer-sol es de orden espiritual, sin duda alguna. Nuestra civilización busca la paz, la conciencia, la sabiduría, de la misma forma que busca a la mujer solar, la única que puede aportar la curación del rey actual, herido en su alma. Aquel que encuentra a la mujer solar, encuentra el Grial.

La búsqueda del Grial sería una tentativa de restaurar la feminidad en su poder, poder usurpado por la violencia masculina dentro de una sociedad que se construye sobre la agresividad. Y esta búsqueda aún prosigue. Todos los rostros de mujer con los que se encontrarán los héroes del Grial se reducen con frecuencia a una sola y misma mujer que asume múltiples rostros seductores o repugnantes para instruirlos mejor, ayudarlos, amarlos.

El ejercicio es terriblemente peligroso porque, por el momento, la mujer con frecuencia no es más que una caricatura del hombre y una caricatura de si misma. Para que el hombre la encuentre es necesario que prepare las condiciones de su paso, de su resurgimiento, por lo que es necesario que se despoje de una parte de su agresividad destructiva, de su angustia milenaria, de su deseo compulsivo por el útero-vagina. J. Markale muestra que la búsqueda del Grial entronca con una búsqueda de la mujer, con una búsqueda del útero de la Diosa Madre. Toda la historia de la búsqueda del Grial está jalonada de historias femeninas y de encuentros, pero los caballeros en ningún momento son conscientes de lo que verdaderamente buscan. Su objetivo está representado por una copa y una luz y podemos descifrar esta imagen como la de la feminidad sagrada o la de la mujer iniciada.

El verdadero caballero es el que permitirá que la mujer reencuentre su verdadero rostro y le remita el ejercicio de la soberanía para el mayor bien de uno y otro. Esta soberanía que se ejercería en la vida y en el amor ya no tendría relación con la competitividad, se extendería como una onda benéfica y ensalzadora en el sentido de lo divino que está incluido dentro de lo humano.

¿Se trata, acaso, de que el hombre se convierta en ese Hijo de la Madre que eliminará al Padre para devolver su soberanía a la gran Madre, mujer eterna, múltiple, divina, que reina en los subterráneos del mundo y del inconsciente mientras espera recuperar su naturaleza iniciática y transformadora?"



La mujer solar. Paule Salomon. Ediciones Obelisco.Ver más

AFRODITA


El arquetipo de Afrodita representa la capacidad de encontrar en una misma la fuente del placer y el gozo. Puede ser el arquetipo más enterrado en las mujeres en nuestra civilización patriarcal. En cuanto a su genealogía, Homero la... hace nacer de Zeus y una ninfa del mar. En la versión de Hesiodo nace de la castración de Urano por Cronos, de los genitales del dios del cielo que son arrojados al mar, que se fertiliza y nace Afrodita, completamente madura. Su primer desembarco se produce en Chipre, isla que será consagrada a la diosa. Se dice que la acompañan Eros y Chimeros (Amor y deseo).De las diosas olímpicas es la única que elige a su pareja. Su esposo es Hefaistos o Hefestos, el maestro artesano de la forja. Afrodita tiene numerosas aventuras con otros dioses: Con Ares, dios de la guerra, tiene tres hijos: Deimos, Fobos y Armonía; Hermafrodito es fruto de sus amores con Hermes, y también se relaciona con mortales Afrodita sigue siempre sus deseos, esta diosa nunca sufre por ser sometida al hombre. Se la veneraba por su carácter iniciático: iniciadora en el aquí y ahora, en el placer profundo de la intimidad. Es el arquetipo más involucrado en la experiencia sensual y sensorial. Para Jean Shinoda Bolen, es una diosa alquímica, ligada a los procesos de transformación personal. Comparte características de las diosas vulnerables, como su receptividad, pero es una diosa virgen, que no se pierde en el otro, no necesita del otro, representa madurez, éxtasis, presencia, capacidad de buscar el propio placer gozando de sí misma. Ella está impulsada por lo emotivo, por sus propios valores subjetivos, sin tener en cuenta las convenciones sociales. Va más allá de lo puramente sexual, da profundidad a las relaciones y hace sagrado el propio acto sexual. Puede estar centrada y a la vez ser receptiva y en contacto con el otro. Es la diosa de la belleza y el magnetismo, pero se trata de una belleza interior, no meramente externa y física. La energía arquetípica de Afrodita se activa con el enamoramiento y el deseo. A veces aparece ya madura, como en el nacimiento en el mar; otras veces se va abriendo paso lentamente, con la intimidad de una relación que va ganando en profundidad, o en la relación de amor a una misma, cuando vamos despojándonos de la vergüenza, el miedo... La creatividad es otro de los campos favoritos de Afrodita; en el momento de creación artística, una involucra todo su ser gozando del presente, sin que los juicios interfieran en el propio disfrute. Tiene que ver con la capacidad de huir en la experiencia. Es sumamente importante el desarrollo de este arquetipo para conectar con el placer, la sensualidad, estar plenamente en el propio cuerpo. La seducción para una Afrodita madura no es un medio para obtener poder sobre el otro o para que nos devuelva una imagen valorizada de una misma, sino la expresión del deseo de unión, juego y un deleitarse en la creatividad del encuentro. Podemos considerar que la función femenina tiene dos aspectos: uno estático, que tiene más que ver con lo materno, y que favorece las funciones de auto conservación, el sentimiento de seguridad y protección; el otro es el aspecto dinámico y transformador, es el Eros que produce éxtasis, la capacidad de vernos y ver el mundo bajo una luz diferente, que nos permite abrirnos al cambio, a un arriesgarse creativo. Por otra parte, la virginidad de Afrodita nos remite a su existencia, por derecho propio, su ser “una en sí misma”. Las antiguas diosas del amor comparten la mitología del hijo-amante que es sacrificado o muere prematuramente para renacer de nuevo cada primavera. Un mito griego nos habla de Afrodita y el joven Adonis, al que encuentra de niño y confía a Perséfone; ésta queda prendada del niño y rehúsa devolvérselo; Zeus interviene decretando que el muchacho deberá permanecer medio año con Afrodita y otro medio con Perséfone en el inframundo; cuando está con Afrodita, el ya joven es herido trágicamente en una cacería por un jabalí; Afrodita apenada intensamente por la muerte de su amado, recordándonos que el dolor y la pérdida forman parte del amor y que una relación debe regenerarse; una Afrodita madura sabe instintivamente cuando dejar partir relaciones y actitudes, es un factor de evolución y maduración psíquica. También el mito de Eros y Psique (esta diosa también representa a este arquetipo) ilumina diferentes aspectos de la maduración femenina a través del amor. De forma muy resumida: Psique es la esposa de Eros, hijo de Afrodita; éste huye cuando ella descubre la identidad del dios, pues ella desea saber quién es de verdad su amante (no permanecer en una fusión inconsciente). Para recuperar a Eros, Afrodita pone a Psique cuatro duras pruebas que van fortaleciéndola:

• Ordenar una gran cantidad de semillas en poco tiempo: a Psique la ayudan las hormigas cuando llega al límite de sus fuerzas; la tarea tiene que ver con la capacidad de discriminación.

• Conseguir parte del vello de unos peligrosos carneros: aprende cómo obtener lo que necesita sin enfrentarse directamente, dominado la propia impulsividad.

• Llenar un frasco de cristal de una peligrosa cascada: cuando está desesperada recibe la ayuda de un águila, que es capaz de elevarse y volver con el frasco lleno; nos enseña la capacidad de tomar distancia de las situaciones a partir de la elevación y la desidentificación.

• Descender al mundo subterráneo y volver con el cofre de Perséfone: entra en el propio inconsciente y tiene que enfrentarse a sus propios fantasmas y temores, sin caer en la compasión por los demás (que tantas veces nos desvía de nuestro propio camino) o por una misma (que nos victimiza).

Dificultades psicológicas :Las mujeres en las que el arquetipo de Afrodita es dominante, debido a su tendencia a vivir en el momento presente, pueden no tener en cuenta las consecuencias de sus actos, tanto para sí mismas como para las otras personas con que se hayan involucradas, a veces pueden llegar a vivir bajo una auténtica tiranía del “aquí y ahora”, dejando de lado cualquier otra consideración. Es importante que puedan dominar la excesiva impulsividad, aunque siempre para ellas sea prioritarias las valoraciones emocionales ante las prácticas. Una mujer “Afrodita” es muy enamoradiza, pero también puede desilusionarse fácilmente cuando descubre las imperfecciones del otro y “la magia del amor” se desvanece; es importante madurar este aspecto, que para ella y para los otros con quienes se relaciona es causa de una gran infelicidad. Otra dificultad de las mujeres dominadas por el arquetipo es la compulsión a mantenerse en una relación que resulta destructiva para ella o en la que no es correspondida, pero a la que está “enganchada”. La maduración de este arquetipo desarrolla la capacidad de saber cuando una relación debe acabar o liberarse de los apegos.

Cultivo de Afrodita; Es muy importante que las mujeres aprendamos a cultivar este arquetipo, a encontrar otros modelos de belleza alternativos independientemente de la edad, la forma de nuestro cuerpo. Desculpabilizar el placer.

¿Qué nos puede ayudar a conectar con Afrodita? Diferentes técnicas de trabajo corporal, entre ellas la danza oriental, permitirnos recibir un masaje lo más frecuentemente posible, disfrutar de cualquier experiencia sensual, del agua, el sol, la sexualidad placentera (a solas o con una buena compañía) y cualquier experiencia creativa.Ver más

Anais Nin

PROYECTAR EL CÍRCULO




El círculo sagrado es un espacio seguro, alejado de las distracciones de la vida diaria, en el que nos exploramos a nosotros mismos, desarrollamos nuestras potencialidades y trabajamos a través de procesos de cambio en... nuestras vidas. El centro del círculo es el ojo de la tormenta, el punto de equilibrio, el eje fijo alrededor del cual gira todo. Es este punto central el que define el círculo. El perímetro del círculo es la fase intermedia entre el espacio sagrado que creamos y el resto de la creación. Explorar el perímetro desde dentro de nuestro círculo sagrado nos permite trabajar a través de acontecimientos de nuestras vidas y relaciones desde un espacio sagrado.

El círculo puede formarse de diferentes maneras, simplemente de forma imaginaria, o bien físicamente señalizado con tiza, carbón, hojas, palitos, arena, piedras, tierras o cualquier cosa que esté a mano y que sea apropiada. A menudo se lo dibuja en al aire, simplemente con la mano o el dedo índice. El círculo suele proyectarse como el Sol (en el sentido de las agujas del reloj), empezando y acabando en el Este, punto por el que sale el Sol. Hay quien prefiere proyectar el círculo desde el Norte, punto que representa el elemento tierra, porque esto nos ayuda a dar una buena base al círculo y a sí mismos. Tan importante como el acto físico de visualizar o marcar un círculo es la intención con que se hace. Cuando dibujemos el círculo sagrado, tenemos que ser conscientes de lo que significa.

Existen muchos rituales que requieren de la presencia de un círculo mágico desde donde se realizan las invocaciones y realizar de manera correcta y perfecta su demarcación puede estar la diferencia entre un buen ritual y uno imperfecto.


Las opciones para trazar un círculo mágico pueden variar entre los siguientes elementos: harina, sal consagrada o incluso cristal de roca, el trazado del círculo deberá hacerse en sentido de las agujas del reloj y partiendo desde la orientación del Este.

Para esto, utilicen una espada o una varilla, con lo cual podrán ayudarse a visualizar su energía a través de este instrumento para ir demarcando las dimensiones y trazos del círculo mágico para sus rituales.

Al hacerlo deberán mencionar las siguientes palabras:


"Trazo aquí los límites del Círculo Sagrado,

donde nada penetra si no el Amor Perfecto,

de donde nada sale si no el Amor Perfecto,

cargado de la potencia de las fuerzas del universo.

Trazo aquí los límites del Círculo Sagrado.

¡Qué así sea!"


A todo esto se deberán agregar una invocación a cada uno de los puntos cardinales comenzando desde el Este para terminar por el Norte. Luego deténganse frente al punto Este para saludarlo, entonces enciendan incienso, pónganlo en el suelo y pronuncien lo siguiente:



"Invoco la presencia del guardián de la Torre del este,

el que guarda los Cielos y el que gobierna el Aire.

Te invito a juntarte a mi celebración

y a prodigarme tus influencias benéficas.

¡Qué así sea!"



Luego hagan lo propio frente al Sur diciendo:


"Invoco la presencia del Guardián de la Torre del Sur,

el que guarda el Fuego Sagrado y el que gobierna este elemento.

Te invito a juntarte a mi celebración

y a prodigarme tus influencias benéficas.

¡Qué así sea!"



Colóquense ahora frente al Oeste, echen algo de agua al círculo rociándolo con sus manos y proclamen:


"Invoco la presencia del guardián de la torre del oeste,

el que guarda las Aguas Sagradas y el que gobierna este elemento.

Te invito a juntarte a mi celebración

y a prodigarme tus influencias benéficas.

¡Qué así sea!"


Ahora terminen con el Norte:


"La presencia del guardián de la torre del Norte,

el que guarda la Tierra y el que gobierna este elemento.

Te invito a juntarte a mi celebración

y a prodigarme tus influencias benéficas.

¡Qué así sea!"



Listo ahora su círculo mágico ha sido trazado y se encuentran preparadAs para realizar su ritual.

lunes, 9 de julio de 2012

EL CUERPO DE DOLOR FEMENINO
La dimensión colectiva del cuerpo del dolor tiene distintas ramificaciones. Las tribus, las naciones y las razas tienen sus propios cuerpos colectivos, algunos más pesados que otros y la mayoría de los miembros d...e la tribu, la nación o la raza participan de ellos en mayor o menor medida.

Casi todas las mujeres participan del cuerpo femenino del dolor colectivo, el cual tiende a activarse especialmente antes de la menstruación. En ese momento, muchas mujeres se sienten invadidas de emociones negativas.

La supresión del principio femenino, especialmente durante los últimos 2.000 años, le ha dejado el espacio al ego para imponer su supremacía en la psique colectiva de la humanidad. Aunque es obvio que también las mujeres tienen ego, éste encuentra terreno más fértil para echar raíces en la forma masculina en lugar de la femenina. Esto se debe a que las mujeres se identifican menos con la mente que los hombres. Permanecen en mayor contacto con el cuerpo interior y la inteligencia del organismo donde se originan las facultades de la intuición. La forma femenina está menos rígidamente encapsulada que la masculina, es más abierta y más sensible a otras formas de vida, y está en mayor sintonía con el mundo natural.

Si no se hubiera destruido el equilibrio entre la energía masculina y femenina en nuestro planeta, el crecimiento del ego se habría visto obstaculizado en gran medida. No le habríamos declarado la guerra a la naturaleza y no estaríamos tan completamente alejados de nuestro Ser.


Nadie conoce las cifras exactas porque no hay registros de la época, pero parece que durante un período de 300 años, el Tribunal de la Santa Inquisición torturó y asesinó entre 3 y 5 millones de mujeres. Esa institución fue fundada por la Iglesia Católica para suprimir la herejía. No hay duda de que, junto con el Holocausto, ese período se nos presenta como uno de los capítulos más sombríos de la historia de la humanidad. Bastaba que una mujer mostrara amor por los animales, caminara sola en los campos o los bosques, o recogiera hierbas medicinales, para que se la tildara de bruja y después se la torturara y quemara en la hoguera. La feminidad sagrada fue declarada demoníaca y prácticamente desapareció de la experiencia humana toda una dimensión. Otras culturas y religiones como el judaísmo, el islamismo y hasta el budismo, también suprimieron la dimensión femenina, aunque de manera menos violenta. La situación de la mujer se redujo a ser el vehículo para traer hijos al mundo y a ser propiedad del hombre. Los hombres que negaron nuestro aspecto femenino, incluso en su interior, pasaron a dirigir el mundo, un mundo totalmente desequilibrado. El resto es historia o más bien una historia de casos de locura.

¿Quién tuvo la culpa de este miedo por lo femenino, que puede describirse solamente como una paranoia colectiva aguda?

Podríamos decir que los culpables fueron los hombres, naturalmente. Pero entonces, ¿por qué en tantas civilizaciones precristianas como la sumeria, la egipcia y la celta las mujeres eran respetadas y no se le temía al principio femenino sino que se le veneraba? ¿Qué fue lo que hizo que los hombres se sintieran amenazados por las mujeres? El ego que evolucionaba en su interior. Sabía que solamente a través de la forma masculina podría controlar totalmente nuestro planeta y que, para hacerlo, debía inutilizar a la forma femenina.

Con el tiempo, el ego se apoderó también de la mayoría de las mujeres, aunque nunca pudo afianzarse tan profundamente en ellas como en los hombres.

Ahora vivimos una situación en la cual se ha interiorizado la supresión de nuestro aspecto femenino, incluso en la mayoría de las mujeres. Muchas de ellas, puesto que lo sagrado de lo femenino está suprimido, lo sienten en forma de dolor emocional. En efecto, se ha convertido en parte de su cuerpo del dolor, junto con el sufrimiento infligido a las mujeres durante miles de años a través del parto, las violaciones, la esclavitud, la tortura y la muerte violenta.

Pero las cosas están cambiando rápidamente. Muchas personas comienzan a tomar conciencia y el ego comienza a perder su dominio sobre la mente humana. Puesto que el ego nunca se arraigó profundamente en las mujeres, está perdiendo su ascendiente sobre ellas con mayor rapidez que sobre los hombres.

Extraído del Libro de Eckhart Tolle - "Una Nueva Tierra"
Ver más

Jiddu Krishnamurti a los jóvenes, sobre la educación y la vocación

Existe esta espantosa destrucción debida a este llamado “progreso”; y es en este mundo que vosotros estáis creciendo. Puede que lo paséis bien mientras sois jóvenes, que seáis felices; pero cuando crezcáis en edad, a menos que estéis vigilantes y muy alertas, siempre crearéis otro mundo de batallas, de ambiciones, un mundo en el que cada cual rivalizará con los demás, en el que habrá miseria, hambre, exceso de población y enfermedades.
A menos que vigiléis muy bien vuestros pensamientos, perpetuaréis este mundo, continuaréis con este horrible tipo de vida. ¿No es, pues, muy importante mientras sois jóvenes, que penséis en todos estos asuntos? No que algún maestro estúpido os enseñe a pasar estúpidos exámenes, sino que el verdadero maestro os ayude a pensar en todo esto. La vida es dolor, muerte, amor, odio, crueldad, enfermedad, hambre. En todas estas cosas tenéis que pensar.
De suerte que la generación más vieja, los que son miedosos y feos de corazón, procuran hacer que seáis como ellos; y también vosotros queréis ser como ellos porque todo eso os deslumbra. Cuando llega el gobernador, todos se inclinan hasta el suelo al recibirlo, le ofrecen ramos de llores, pronuncian discursos.
A él le gusta eso, y a vosotros también porque os sentís honrados, conocéis a su tío o a su secretario; deseáis, pues, calentaros al sol de sus ambiciones, de sus triunfos. De tal suerte os veis fácilmente atrapados en ello, en la trama de la vieja generación, en un mundo horrible, en un mundo monstruoso.
Sólo si tenéis sumo cuidado, si os mantenéis vigilantes y en todo momento interrogáis, si no aceptáis y no tenéis miedo, sólo entonces no caeréis en esa red, sólo entonces crearéis un mundo diferente. Por eso es muy importante que encontréis vuestra verdadera vocación. ¿Sabéis qué significa “vocación?”. Algo que os resulta natural, que os encantará hacer. Esa, al fin y al cabo, es la función de la educación, de una escuela de este tipo: ayudaros a crecer independientemente para que no seáis ambiciosos y podáis hallar vuestra verdadera vocación. El hombre ambicioso jamás ha encontrado su verdadera vocación.
Si la hubiera encontrado, nunca sería ambicioso. ¿No es acaso función del maestro, del director, del administrador, de los síndicos de esta escuela, el ayudaros a ser inteligentes —es decir, a no tener miedo— para que podáis escoger, descubrir vuestra vocación, vuestro propio camino en la vida, el modo como deseáis vivir, como queréis ganar vuestro sustento? Esto, en realidad, significa una revolución en el pensar, porque en el mundo al hombre que es rapaz de hablar, de escribir, de predicar, de gobernar, el hombre que tiene automóvil, se le cree en maravillosa situación; y al que cava en el jardín, al que cocina, al que trabaja en la construcción de una casa, se le desprecia. ¿Habéis observado vuestros propios sentimientos, cómo miráis al albañil, al constructor, al obrero que arregla el camino, al conductor de un taxi u otro coche, cómo miráis a éstos con absoluto desprecio? Ni siquiera existen para vosotros. Pero cuando miráis a alguien con título, a un graduado universitario, a un pequeño empleado de oficina, a un banquero, a un comerciante, a un “pandit” (erudito), de inmediato lo respetáis, mientras rechazáis al “tongawala” (cochero).
Si realmente, empero, encontraseis vuestra verdadera vocación, terminaríais completamente con ese sistema; porque entonces podríais ser jardineros, pintores, porque entonces haríais algo que amáis de veras, con todo vuestro ser. Eso no es ambición. Hacer algo de un modo maravilloso, completo, verdaderamente de acuerdo á lo que vosotros pensáis, no es ambición; en eso no hay temor. Pero es muy difícil, porque eso significa que el maestro ha de prestar mucha atención para enseñar a cada uno de sus alumnos a descubrir de qué es capaz, para ayudarle en ese descubrimiento, para ayudarle a no tener miedo y sí a inquirir, a investigar. Podréis ser escritores, poetas, pintores, y si eso es lo que amáis, no tenéis ambición; porque en eso deseáis ser, crear; es algo que amáis. En el amor no hay ambición. ¿No es, pues, muy importante que siendo jóvenes, hallándoos en un lugar como éste, se os ayude a despertar vuestra propia inteligencia para que encontréis vuestra vocación de un modo natural? Entonces, si la encontráis y ella es algo verdadero la amaréis durante toda vuestra vida. En eso no habrá ambición alguna, ni rivalidad, ni lucha, ni pelea de unos con otros por la posición, por el prestigio; y tal vez entonces podréis crear un mundo nuevo.
Entonces, en ese mundo, ninguna de las cosas de la vieja generación existirá: ni sus guerras, ni sus males, ni sus dioses separativos, ni sus ritos que nada absolutamente significan, ni sus gobiernos, ni su violencia. Es muy grande, en un lugar como éste, la responsabilidad del maestro y la vuestra; porque vosotros podéis crear un mundo nuevo, una nueva cultura, una nueva manera de vivir.